Servicio de Demolición

Empresas de servicios de demoliciones en Chile

Descubre cómo nuestro servicio de demolición marca la diferencia. Somos tu socio de confianza para proyectos de demolición de alta calidad y entregas a tiempo. Si buscas resultados sólidos y una de las empresas de demolición en Chile, comprometida con tu visión, ¡no busques más! Estamos aquí para dar forma a tus proyectos con experiencia y excelencia en cada demolición que emprendemos.

En nuestra empresa, estamos dedicados a proporcionar un servicio integral de demolición que abarca desde la gestión de los permisos de demolición hasta la entrega del terreno en las condiciones precisas que necesitas. Nuestra experiencia y compromiso se traducen en un proceso sin complicaciones para ti, ya que asumimos la responsabilidad de cada etapa de la demolición.

Ya sea que necesites una demolición total o parcial de cualquier tipo de estructura, estamos preparados para llevar a cabo tu proyecto de manera eficiente y segura. Contamos con equipos altamente calificados y herramientas especializadas que nos permiten realizar el trabajo con precisión y profesionalismo.

Nuestra prioridad es tu satisfacción y la finalización exitosa de tu proyecto. Trabajamos en estrecha colaboración contigo para entender tus necesidades específicas y asegurarnos de que nuestros servicios se adapten perfectamente a tus objetivos. Puedes confiar en nosotros para gestionar todos los detalles y desafíos relacionados con la demolición, brindándote tranquilidad y resultados excepcionales en cada proyecto que emprendemos.

De esta manera, si estás buscando un equipo experimentado y confiable para llevar a cabo tu proyecto, com una empresa de demolición en Santiago confiable, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para hacer que tu visión se haga realidad, desde el inicio hasta el final, con la máxima eficiencia y calidad.”

¿Qué es una demolición?

La demolición es el proceso meticuloso de derribar edificaciones, estructuras o construcciones de forma segura y controlada. Este procedimiento implica el uso de maquinaria especializada y técnicas específicas para desmontar los elementos estructurales de un edificio, desde cimientos hasta techos, de manera planificada. La demolición puede ser parcial o total, según los requerimientos del proyecto. Se realiza con el objetivo de abrir espacio para nuevos desarrollos urbanos, renovaciones o para eliminar estructuras obsoletas o en desuso. Es un proceso que demanda una cuidadosa evaluación de riesgos, planificación detallada y medidas de seguridad rigurosas para proteger tanto a los trabajadores como al entorno circundante. Además, en algunos casos, se deben considerar aspectos como la gestión de residuos y la eliminación de materiales peligrosos, como el asbesto, para garantizar un proceso de demolición seguro y respetuoso con el medio ambiente. La demolición, cuando se realiza de manera profesional y responsable, es fundamental para el desarrollo urbano sostenible y la revitalización de áreas urbanas.

Qué es una empresa de demoliciones y cuáles son las principales actividades

Una empresa de demoliciones en Chile se especializa en la demolición controlada de estructuras, edificios y otras construcciones . Ofrecen una gama de servicios desde la evaluación inicial del sitio hasta la limpieza post-demolición. Sus actividades incluyen la evaluación del sitio para identificar riesgos, la planificación detallada y la obtención de permisos necesarios. Llevan a cabo la demolición utilizando maquinaria especializada y técnicas seguras, gestionando adecuadamente los residuos generados. Se enfocan en la seguridad, implementando protocolos rigurosos para proteger a los trabajadores y al público. Finalmente, se encargan de la limpieza del sitio y cualquier trabajo de remediación necesario para restaurarlo.

¿Qué equipos, personal, herramientas o maquinarias se usa en una demolición?

En una demolición en Chile, se utilizan una variedad de equipos, herramientas y maquinarias específicamente diseñados para desmantelar estructuras de manera eficiente y segura. Algunos de los elementos comunes incluyen:

  • Excavadoras: Utilizadas para derribar paredes, romper concreto y mover escombros grandes.
  • Martillos hidráulicos: Montados en excavadoras o en equipos independientes, son utilizados para romper concreto, piedra y otros materiales.
  • Cizallas: Diseñadas para cortar vigas de acero, barras de refuerzo y otros elementos metálicos.
  • Retroexcavadoras: Útiles para excavar cimientos y preparar el terreno para la demolición.
  • Grúas: Empleadas para levantar y transportar elementos pesados durante el proceso de demolición.
  • Herramientas manuales: Incluyen martillos, sierras, palancas y cortadoras de metal, utilizadas para trabajos de demolición más precisos o en áreas de difícil acceso.
  • Equipos de protección personal: Como cascos, gafas de seguridad, guantes y botas de trabajo, para proteger al personal de posibles peligros durante la demolición.
  • Personal especializado: Que incluye operadores de maquinaria pesada, albañiles, carpinteros y otros trabajadores con experiencia en demolición.

Estos equipos y herramientas, junto con el personal capacitado, son fundamentales para llevar a cabo una demolición de manera eficiente y segura.


Cómo se realiza un proceso de demolición en Chile

El proceso de demolición en Chile sigue un conjunto de pasos y protocolos para garantizar la seguridad y eficacia en la eliminación de estructuras. Aquí se describe un procedimiento típico:

  • Evaluación del sitio: Se realiza una inspección exhaustiva del lugar para identificar riesgos potenciales, evaluar la seguridad estructural de la edificación y determinar el mejor enfoque para la demolición.
  • Planificación: Se elabora un plan detallado que incluye la secuencia de trabajo, el equipo necesario, las medidas de seguridad y la gestión de residuos. También se obtienen los permisos necesarios de las autoridades locales.
  • Preparación del sitio: Se despeja el área circundante y se asegura el acceso adecuado para el equipo de demolición. Se colocan barreras de seguridad y se establecen zonas de exclusión para proteger a los transeúntes y al personal.
  • Demolición: Se utiliza maquinaria especializada, como excavadoras, martillos hidráulicos o explosivos controlados, para derribar la estructura de manera segura y controlada. Se siguen cuidadosamente las pautas del plan de demolición para minimizar el riesgo de daños colaterales.
  • Gestión de residuos: Se recogen y transportan los escombros de manera adecuada a vertederos autorizados o instalaciones de reciclaje. Se separan los materiales reciclables de los desechos no reciclables para su disposición adecuada.
  • Limpieza y remediación: Se realiza una limpieza completa del sitio para eliminar cualquier residuo restante y preparar el área para futuros desarrollos o uso. Si es necesario, se lleva a cabo la remediación del suelo para garantizar la seguridad ambiental del sitio.
  • Inspección final: Se realiza una inspección final del sitio para verificar que se hayan cumplido todas las regulaciones y normativas pertinentes. Se emiten los informes necesarios y se certifica la finalización del trabajo de demolición.

¿Qué tipos de demolición existen?

Existen varios tipos de demolición, cada uno adaptado a diferentes situaciones y requisitos específicos. Algunos de los tipos más comunes de demolición incluyen:

Demolición mecánica: Se realiza utilizando maquinaria pesada, como excavadoras, martillos hidráulicos o trituradoras, para derribar estructuras mediante la fuerza física. Este método es eficiente para edificios grandes y sólidos, así como para estructuras de concreto y acero.

Demolición por  implosión: Este método implica el uso de explosivos estratégicamente colocados para derribar edificios de manera controlada. Es especialmente útil para estructuras altas y grandes que no pueden ser derribadas de manera segura con maquinaria convencional. Requiere una planificación cuidadosa y la coordinación con expertos en demolición y seguridad.

Demolición manual: Se lleva a cabo utilizando herramientas manuales, como martillos, sierras y equipos de corte, para desmontar cuidadosamente la estructura en partes más pequeñas. Este método es adecuado para demolición de interiores, edificios de baja altura y estructuras donde se requiere precisión y control.

Demolición de explosivos controlados: Similar a la implosión, pero con explosivos más pequeños y controlados. Se utiliza cuando la implosión no es factible debido a la proximidad de otras estructuras o preocupaciones ambientales. Requiere una planificación minuciosa y una ejecución precisa para evitar daños colaterales.

Demolición selectiva: Se enfoca en la demolición de partes específicas de una estructura mientras se conservan otras. Es útil cuando se desea preservar ciertas características arquitectónicas o elementos estructurales de un edificio.

Estos son parte de algunos ejemplos de los tipos de demolición más comunes, y la elección del método adecuado depende de factores como el tamaño y la ubicación de la estructura, las condiciones del sitio, las regulaciones locales y las necesidades específicas del proyecto.

Cuáles son los principales tipos de construcciones que se demuelen

Las principales tipos de construcciones que se demuelen varían según las necesidades y proyectos específicos, pero suelen incluir:

  • Casas habitaciones, Edificios residenciales: Incluyen casas unifamiliares, apartamentos, condominios y complejos residenciales que requieren demolición debido a remodelaciones, reconstrucciones o desarrollos inmobiliarios.
  • Edificios: Tales como oficinas, tiendas minoristas, centros comerciales, hoteles y restaurantes, que pueden ser demolidos para dar paso a nuevas construcciones o renovaciones.
  • Estructuras industriales: Como fábricas, almacenes, plantas de producción y otras instalaciones industriales que pueden necesitar ser demolidas para actualizar las instalaciones o cambiar de uso de la tierra.
  • Infraestructura pública: Incluye puentes, carreteras, túneles, aeropuertos y otras estructuras públicas que pueden ser demolidas debido a la obsolescencia, problemas de seguridad o proyectos de modernización.
  • Instalaciones educativas y de salud: Como escuelas, hospitales, clínicas y universidades, que pueden ser demolidas para dar paso a nuevas construcciones o para expandir las instalaciones existentes.

Estos son ejemplos de algunos tipos de construcciones que pueden ser demolidas en diversos contextos y proyectos de desarrollo. La demolición de estas estructuras se lleva a cabo siguiendo protocolos específicos para garantizar la seguridad y minimizar el impacto ambiental.

¿Qué se necesita para realizar una demolición en Chile?

Para realizar una demolición en Chile, se requiere cumplir con una serie de requisitos legales y técnicos, así como seguir ciertos procedimientos establecidos por las autoridades competentes. Algunos de los elementos necesarios para llevar a cabo una demolición en Chile incluyen:

Permisos y autorizaciones: Es fundamental obtener los permisos y autorizaciones necesarios de las autoridades locales y municipales antes de iniciar cualquier trabajo de demolición. Esto puede incluir permisos de construcción, autorizaciones ambientales y cualquier otra documentación requerida por la  normativa local.

Planificación y diseño: Se debe elaborar un plan detallado de demolición que incluya la secuencia de trabajo, las medidas de seguridad, el equipo necesario y la gestión de residuos. Este plan debe ser elaborado por profesionales calificados, como ingenieros estructurales y expertos en demolición, y debe cumplir con las regulaciones y normativas vigentes.

Evaluación de riesgos: Antes de iniciar la demolición, se debe realizar una evaluación de riesgos para identificar posibles peligros y tomar medidas preventivas para garantizar la seguridad de los trabajadores y del público en general. Esto puede incluir la identificación de materiales peligrosos, la evaluación de la estabilidad estructural y la planificación de rutas de evacuación.

Contratación de empresas especializadas: Es recomendable contratar los servicios de empresas especializadas en demolición que cuenten con la experiencia, el equipo y la capacitación necesarios para llevar a cabo el trabajo de manera segura y eficiente. Estas empresas deben cumplir con las regulaciones y normativas aplicables y contar con un seguro de responsabilidad civil adecuado.

Gestión de residuos: Se debe establecer un plan para la gestión adecuada de los residuos generados durante la demolición, incluyendo la separación, el transporte y la disposición final de los materiales de manera segura y ambientalmente responsable. Esto puede implicar el reciclaje de materiales, la eliminación de sustancias peligrosas y la limpieza del sitio después de la demolición.

De esta forma, realizar una demolición en Chile requiere de una planificación cuidadosa, el cumplimiento de regulaciones y normativas, la contratación de profesionales calificados y la adopción de medidas de seguridad y gestión ambiental adecuadas. Es fundamental garantizar que el proceso se lleve a cabo de manera segura, eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

¿Cuándo se necesitan permisos de demolición en Chile y dónde se consiguen?

Los permisos de demolición en Chile son necesarios siempre que se vaya a llevar a cabo una demolición de una estructura. Se obtienen a través de los municipios correspondientes, específicamente en los departamentos de obras municipales (DOM). Estos permisos se solicitan presentando la documentación requerida, que puede incluir planos de demolición, estudios de impacto ambiental y otros requisitos específicos según la normativa local. Es importante obtener los permisos necesarios antes de comenzar cualquier trabajo de demolición para cumplir con la legalidad y evitar posibles sanciones.

¿Cuáles son los requisitos para demoler una casa o propiedad en Chile?

Los principales requisitos para demoler una casa en Chile pueden variar según la comuna y la normativa local, pero generalmente incluyen:

  • Obtención de permisos: Es necesario obtener los permisos correspondientes de la municipalidad local. Estos permisos suelen ser otorgados por el Departamento de Obras Municipales (DOM) y pueden requerir la presentación de planos de demolición, estudios de impacto ambiental y otros documentos relacionados.
  • Evaluación estructural: Antes de la demolición, es importante realizar una evaluación estructural de la casa para determinar su estabilidad y cualquier riesgo potencial. Esto puede implicar la contratación de un ingeniero estructural certificado para realizar una inspección profesional.
  • Desconexión de servicios: Es necesario desconectar todos los servicios públicos, como agua, electricidad y gas, antes de proceder con la demolición. Esto puede requerir coordinación con las empresas proveedoras de servicios y cumplir con ciertos requisitos de seguridad.
  • Gestión de residuos: Se debe establecer un plan para la gestión adecuada de los residuos generados durante la demolición, incluyendo la separación, el transporte y la disposición final de los materiales de manera segura y ambientalmente responsable.
  • Cumplimiento de normativas: Es importante cumplir con todas las normativas y regulaciones locales, regionales y nacionales relacionadas con la demolición, la seguridad laboral, el medio ambiente y cualquier otro aspecto relevante.

Es sumamente importante consultar con las autoridades locales y obtener asesoramiento profesional para asegurarse de cumplir con todos los requisitos y procedimientos necesarios antes de demoler una casa en Chile.

Así, los requisitos para demoler una propiedad en Chile incluyen la presentación de una solicitud en el Departamento de Obras Municipales, la documentación pertinente como planos de demolición y estudios ambientales, el pago de tasas municipales, el cumplimiento de normativas locales, la protección de servicios públicos, la seguridad durante el proceso, la gestión adecuada de residuos y posibles inspecciones municipales. Es fundamental seguir los procedimientos establecidos y cumplir con las regulaciones locales para garantizar una tramitación adecuada del permiso de demolición y llevar a cabo el proceso de manera segura y legal.

¿Cómo se obtiene el permiso de demolición municipal en Chile?

Para obtener el permiso de demolición municipal en Chile, se requiere presentar una solicitud junto con la documentación necesaria, como planos de demolición y estudios ambientales, ante el Departamento de Obras Municipales (DOM). Se deben cancelar las tasas correspondientes y cumplir con los requisitos específicos de cada municipalidad. Tras la revisión y evaluación por parte de la municipalidad, se emite el permiso, autorizando la demolición. Es importante seguir los procedimientos establecidos y cumplir con las regulaciones locales para garantizar una tramitación adecuada del permiso de demolición.

Por qué realizar una demolición con Demoliciones DMT

Realizar una demolición con Demoliciones DMT ofrece numerosas ventajas. Nuestra empresa cuenta con una amplia experiencia y expertise en el sector, garantizando resultados de alta calidad y cumplimiento de los más altos estándares de seguridad. Además, en DMT utilizamos tecnologías y equipos de última generación, lo que permite realizar demoliciones de manera eficiente y precisa. Nuestro está equipo altamente capacitado y entrenado, encargándonos de cada etapa del proceso, desde la planificación hasta la ejecución, asegurando un servicio completo y profesional. Además, en DMT nos comprometemos con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, implementando prácticas eco-amigables en sus operaciones. Con Demoliciones DMT, obtienes una solución confiable y responsable para cualquier proyecto de demolición.